Skip to main content

El Fondo Nacional de Salud (Fonasa) anunció que, desde el 10 de agosto, dejaron de correr los topes anuales para atenciones pediátricas a niños y niñas menores de seis años en la modalidad de libre elección (MEL).La medida rige para atenciones de kinesiología, fonoaudiología, terapia ocupacional, psicología y psiquiatría, y beneficiará a 1.2 millones de pacientes, pero en particular a aquellos que requieren de atención prolongada.

Antes de esta medida, las prestaciones Fonasa de Kinesiología infantil tenían un tope de 30 atenciones al año; en Terapia Ocupacional el tope era de 100 prestaciones al año; en Fonoaudiología, no podían ser más de 82; en el caso de Psicología, el límite eran 32 y en Psiquiatría pediátrica, 48 sesiones, todas durante un año. Con la eliminación del tope, los usuarios ya no requieren pagar la sesión adicional como una consulta particular, porque las atenciones son ilimitadas. El director de Fonasa, Marcelo Mosso, explicó que el fin de los topes en especialidades “va a contribuir a ayudar, especialmente, a niños y niñas con discapacidad (…) son quienes requieren atención prolongada. Esta limitación significaba que quienes necesitaban seguir, debían pagar particular o abandonar”.

Un factor importante también es que los pacientes ya no necesitarán acreditar una condición o diagnóstico específico para acceder al beneficio. En cuanto a los copagos, son los mismos que los que ya se entregan al beneficiario. El cambio es el límite en la cantidad de atención en un año.

Además, en la plataforma “Elige Tú” de Fonasa, los usuarios pueden acceder a un listado georreferenciado de prestadores en convenio con el Fondo, y conocer también los costos asociados a cada atención médica.

Fuente: ADN Radio.

Dejar un Comentario

doce − diez =

×